El arte de dirigir equipos

La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Por: César Jiménez

Todos sabemos que no siempre resulta fácil ser el que manda.
Aunque en el ámbito profesional un ascenso normalmente sea considerado una buena noticia, a menudo el nuevo puesto conlleva adquirir responsabilidad sobre el trabajo de otras personas dentro de la misma organización.

Y no siempre es fácil asumir esa tarea.

Porque una cosa es mandar, y otra muy distinta liderar.

Al jefe se le obedece porque normalmente es el dueño, el que paga o el que puede hacer que no estemos ahí el mes que viene.

Y en cambio al líder se le sigue porque se cree en él, y para conseguirlo se habrá tenido que ganar nuestra lealtad y confianza previamente. Pero…¿esto cómo se consigue?

Porque en ocasiones una persona que cumple perfectamente con su trabajo puede encontrarse de repente convertida en responsable de un equipo de trabajo, y esta nueva situación no siempre resulta…

Ver la entrada original 529 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s