Horóscopo de 2017 para todos los signos

ARIES (del 21 de marzo al 19 de abril): El final de tu año 2016 resultó algo tembloroso, Aries, y entras en 2017 también en precario, porque te empeñas en no involucrarte en lo que está pasando a tu alrededor … Tu primer impulso tendría que ser  lanzarte valientemente. Pero te rajas y retrocedes, y eso que tu planeta regente es el guerrero Marte. En la primera parte del año te retirarás temporalmente de hacer demasiado esfuerzo por avanzar o sentirte mejor contigo mismo. Lo que harás será vaguear en conciencia, que es lo tuyo. Te buscarás a ti mismo en 2017, pero como el tú mismo estará roncando, nadie te superará en pasar de todo. Por eso, a veces es un reto el convencer a un Aries de tomar un descanso y “no hacer nada”, ya que el consejo parece que lleva tiempo aplicándolo de forma espontánea. Lo que en mi tierra llamamos un vago vocacional, vamos. Pero llega Urano y se trastornan un tanto los planes de hibernación permanente, puesto que influirá en que Aries tenga respuestas o reacciones repentinas que lo sobresalten, y que le impelen a actuar. La precariedad será la tónica preponderante. Pero para salvar problemas, todo lo que tienes que hacer es sencillamente pasárselos al amigo de turno que tengas más cerca. Mano de santo.

TAURO (del 20 de abril al 20 de mayo): El año evoluciona en una nota bastante filosófica, Tauro… Como algo que se desarrolla pero sin desarrollarse. ¿No lo entiendes? No importa, porque se halla totalmente fuera de tu control. Calcula que estás viajando en un tren durante 12 meses que no tienes ni idea a dónde va. Esto seguro que te molesta, porque tus expectativas suelen basarse en el hábito de la coherencia y el orden… tenerlo todo controlado al máximo. Tendrás ahora en cambio que mantenerte alerta  en situaciones en las que normalmente habrías sabido qué hacer, porque te volverás vulnerable a influencias externas de los demás. Pero ánimo, mantienes el control sobre tus propias respuestas: puedes elegir la que consideras más justa, valiosa y moralmente correcta a una circunstancia de la vida. Esa vida que parece estar girando en una dirección que tú no habrías elegido. Y en esas circunstancias incómodas vas a tener que tomar decisiones peliagudas. Prepárate para un viaje movidito a través de 2017. Posiblemente tendrás también que replantearte tu relación con determinados contactos, socios o grupos de amigos, que al llegar a este punto ya no te parecen tan acordes contigo como antes. No descuides la cuestión de las relaciones sociales, porque será más fundamental de lo que esperas.  Pon orden en tus criterios (mientras te reúnes tranquilamente con tus aliados más seguros) para poder articular sin problemas tus futuras reacciones y tener pertrechos bastantes para enfrentarte con aquellos que te vayan a hacer la pascua en este año entrante.

GÉMINIS (del 21 de mayo al 20 de junio): Será difícil no desviarse hacia territorio de ternuras y mimos, Géminis, no importa lo astuto o duro que piensas que estás siendo. Pero empezarás 2017 en plan Bogart, nada que ver con modales suaves o la diplomacia de voz sibilina. Eso no es necesariamente un problema,  siempre y cuando manejes bien la franqueza radical y no la lances a la cara del contrario. Porque muchas veces tu verdad será susceptible de sobresaltar o picar al de enfrente, y con frecuencia te calientas durante la conversación y terminas diciendo más de lo que pretendías decir. La catarsis no es lo tuyo, así que cuidado. Hay especial riesgo si intentas ganar puntos con tu jefe o un contacto profesional importante, con otro tipo de figura de autoridad o con cualquier persona que tenga el poder institucional de sancionar o castigarte (por ejemplo con una multa) si no les gusta lo que les dices o cómo lo comunicaste. Tampoco es tan malo que muestres tu ambición competitiva. Prepárate para ser totalmente honesto sobre tales asuntos, pero por favor sigue respetando adecuadamente la cadena de mando (y los protocolos que conlleva), a menos que estés realmente dispuesto a ver peligrar tu posición profesional. Chulerías las justas. Una vez que 2017 avance, Venus se unirá a Marte, y ahí es cuando podrás compensar las brusquedades de los primeros tiempos, hablando dulce y besando culos de alguien que te haya podido guardar rencor. Como alternativa, el nuevo año puede traer señales incipientes de que tal vez es hora de comenzar a construir tu propia empresa y hacerte autónomo, si de verdad piensas que tienes las agallas.

CÁNCER (del 21 de junio al 22 de julio): Empezarás 2017 con una gran pasión por los objetivos que quieres lograr este año. Son grandes retos, pero vas a por todas. Te lanzarás valientemente a la conquista pese a saber que de momento todo está en el aire y sin concretar, especialmente en lo que respecta a tu posición profesional. Tu trabajo diario puede ayudarte a evolucionar. Sin embargo, si bien es importante desarrollar y mantener personalmente una visión de este tipo para que tengas un mapa de ruta de a dónde dirigirte en tu vida, en este año deberás compartir, discutir y negociar términos específicos de esa visión con las relaciones cercanas (por ejemplo cónyuges, compañeros, compañeros, colegas, colaboradores, inversionistas, etc.), si esperas finalmente conseguir tu sueño. Aunque puedes elegir intentar avanzar de manera más autónoma (pese a todo no podrás evitar la implicación esencial de ciertos personajes), la astrología sugiere que es probable que logres mejores resultados al final coordinando tus esfuerzos con otros jugadores. Además, tu eventual “victoria” parece que se basará mucho menos en convencer a alguien de que vaya de acuerdo con tu enfoque… y mucho más en un diálogo que derive en pactos a largo plazo (y que en algunos momentos puede resultar algo emocionalmente desconcertante debido a todo lo que te juegas). Incluso si los demás que importan no terminan viendo las cosas a tu manera, al menos sabrás mejor cómo (1) perseguir tu objetivo con todas las cartas sobre la mesa y (2) combinar ese objetivo con tu relación con esa persona que te importa, manteniendo el reconocimiento y respeto.

LEO (del 23 de julio al 22 de agosto): Entras en el nuevo año con una gran pregunta o dos sin respuesta en tu psique, un lío de relaciones que hace palidecer a una telenovela, y que te hace reír y llorar y gritar a la vez, y una ingente cantidad confusión sobre cómo diablos vas a manejar todos tus asuntos urgentes… bueno, en conclusión, Leo, estás más perdido que un pulpo en un garaje, y así seguirá durante buena parte de 2017. Para que conste, tu pronóstico astrológico apunta a que ciertas circunstancias que aún se hallan en el aire se volverán todavía más confusas antes de que puedan ser adecuadamente resueltas. Tendrás que hacerte a la idea de que esta etapa inestable es saludable y fructífera dentro el proceso de desarrollo a largo plazo en el que te has embarcado. Y es que mantienes la firme intención de “hacer las cosas bien” y triunfar. Así que no tomes el caos que te rodea ahora sólo como un dolor de cabeza prolongado que te ha caído del cielo sin razón. El proceso requiere que sinceramente aproveches esta oportunidad para hacer las cosas bien… lo que significa abordar los detalles más incómodos, preocupantes y / o dolorosos de inmediato, con inquebrantable e implacable resolución de problemas, en lugar de ir aplazando estos problemas, o ponerles meros parches.  Es posible que no sepas inmediatamente el enfoque más elegante o la solución más conveniente. Por supuesto, eso es normal. Tu voluntad de invertir la atención necesaria en los problemas y de seguir intentando solucionarlos hasta que logres resultados efectivos es más importante que tener en la manga todas las respuestas de antemano. Mientras tanto, no te olvides de apoyarte en el compañerismo de los amigos íntimos, en tus intereses románticos y / o en compañeros con los que congenies y trabajes en equipo como un medio de soltar tanto agobio como padecerás a veces. En general, tus condiciones interpersonales se ven muy bien en el nuevo año (con la posible excepción de un enredo emocional complicado, de los que jalonan tu currículo profusamente). En lugar de crear cualquier drama adicional innecesario, mejor es adoptar una actitud relativamente casual y no darle demasiada importancia a cada vez que no se estén resolviendo activamente los problemas, o que se te acumulen los líos. Sé feliz y haz pausas momentáneas para respirar un poco. Se trata de una prueba de resistencia, aguanta todo el recorrido.

VIRGO (del 23 de agosto al 22 de septiembre): Si deseas satisfacer tus necesidades, tus sentimientos o tus deseos reconocidos por alguien, Virgo, debes hacérselo saber a esa persona. Sea una declaración laboral o personal, tienes que hacerla. Además, puedes tener que repetir la escenita más de una vez, gracias a las dificultades de comunicación que el cosmos pone en tu camino. Incluso si piensas que ya hiciste un buen trabajo al expresarte la primera vez. Cada vez que abordes este tema, inconscientemente enfatizarás una faceta sobre otras, adoptarás un cambio de tono basado en el estado de ánimo de ese día, y/ o mencionarás algo que olvidaste traer a colación la última vez. Y, como resultado , el oyente tendrá otra oportunidad distinta de recoger lo esencial de su mensaje. Por esta lógica,  las reiteraciones sólo aumentan la probabilidad de una comunicación exitosa. Sin embargo, este enfoque podría ser considerado impetuoso, insistente, o auto-indulgente por la otra persona (especialmente si están más acostumbrados a que tú estoicamente atiendas sus necesidades, sentimientos o deseos sin poner pegas). El tiro te podría salir pues por la culata, pero hay que intentarlo, si estás efectivamente dispuesto a reafirmarte con respecto a ellos. La causa es que Marte anda enredando alrededor de tu casa Relaciones (la séptima casa),  un tránsito que puede conllevar mucha fricción interpersonal o falta de armonía, debido a tu impulso envalentonado que busca progresar por ti mismo y/ o dejar de lado en el futuro las conductas serviles hacia la otra persona. En otras palabras, si tienes una lucha pendiente dirigida a equilibrar tus relaciones y dejar de ser un mero felpudo, este parece el momento adecuado para romper las hostilidades. Afortunadamente, Venus se moverá a tu séptima casa durante la primera semana de 2017 (el lunes 2 de enero), ayudando a suavizar las fricciones y las heridas de ego consiguientes.  Las diferencias pueden tardar en resolverse, pero si te mantienes firme, emergerás de este año con la cabeza un poco más alta, y el paso más estable, y sin doblegarte ante nadie.

LIBRA (del 23 de septiembre al 22 de octubre): 2017 es el año de patear culos, Libra. Y también te proporciona una ocasión inesperada para conseguir que un montón de cosas sean organizadas, atendidas y/o puestas a consideración, fuera del radar de ciertas personas que siempre están demasiado ocupadas en hacer lo posible por interferir. Este es el año definitivo para volverte más productivo y menos dependiente del prójimo. Se trata de que te hagas responsable en 2017 de un escritorio ordenado, armarios limpios, un plan de trabajo priorizado elegantemente, plazos y compromisos cumplidos… un sueño hecho realidad. Eso debería servir como incentivo suficiente para que atravieses el año relativamente tranquilo, por lo menos en lo que respecta a cualquier conversación o trato importante. Además, te permite encarar dichas comunicaciones con una visión mucho más completa de la jugada. Los tiempos de inactividad para despejar tu mente y poner orden en tu vida, profesional y personal, te recompensarán más pronto que tarde. Pero 2017 es mucho más que un largo camino de trabajo duro. También recibirás algunos aspectos benéficos encantadores (por ejemplo los procedentes de los enlaces de Venus-Júpiter que promoverán tu capacidad de iniciativa a la hora de poner en marcha proyectos interesantes). Esto implica que socialmente podrás atravesar el año sin problemas y fácilmente. No necesitarás esforzarte mucho para caer bien a los demás, pero deberás ser capaz de preservar límites sociales saludables, para ahorrarte de intercambios que vayan demasiado lejos en cualquier dirección que no te guste. Con Urano comenzando el año en tu séptima Casa, hay alta probabilidad que augura chanchullos erráticos que supondrán un peligro para ti y tus negocios, tanto personales como profesionales. Llegan desde una cierta relación, más inestable que otra cosa, que mantienes. Es probable que debas estar preparado para mantener a raya la influencia de esa persona, en cualquier línea de compromiso que consideres apropiada.

ESCORPIO (del 23 de octubre al 21 de noviembre): Un par de indicadores astrológicos diferentes sugieren la posibilidad de que tú, querido Escorpión, estés programado para desempeñar el rol de juerguista impenitente durante bastante tiempo en 2017. Tu planeta regente Marte rueda con gusta hacia la quinta Casa, la de pasárselo bien, nada más empezar el año. Te convertirás en el mejor instigador de los pasatiempos agradables y, una vez comenzado, proseguirás en tu búsqueda infatigable de todas las posibilidades de diversión habidas y por haber durante meses. La probabilidad de que efectivamente acabes corriéndote la juerga de tu vida es, en estas circunstancias y bajo estas premisas, casi del cien por cien.  Pero también hay riesgo de cometer errores inocentes y de gafar las comunicaciones. Vas a interactuar con un amplio abanico de personas de forma constante según avance el año. Estas interacciones ocurrirán en una variada gama  de contextos y entornos. De modo que cuando metas la pata, que lo harás, considéralo como una oportunidad inesperada de romper la tensión superficial de ese intercambio y llegar a conocer más auténticamente a la otra persona. Juntas, estas influencias anteriores también podrían parecer que contribuyen a dejar tus objetivos vitales en suspenso, en la medida en que puedes pensar que tendrías que estar lidiando con esfuerzos más significativos o consideraciones serias, y no con tanta insignificancia … pero la tentación te vencerá, y siempre vas a preferir relacionarte con otros, ofreciéndoles tu compañía y felizmente disfrutando junto a ellos, lanzando invitaciones y provocaciones atractivas, y apreciando conscientemente la exquisitez de cada momento compartido. O para ponerlo de otra forma: No seas demasiado crítico o consecuente pensando en todo lo que que debes hacer en el nuevo año, aparte de decidir activamente disfrutar y satisfacer tus impulsos siempre que puedas. Total, cualquier propósito serio se irá al garete… ¿para qué perder el tiempo? ¡Que empiece la fiesta!

SAGITARIO (del 22 de noviembre al 21 de diciembre): Reflexionando sobre los sentimientos que mejor caracterizan al espíritu sagitariano, uno de los truismos que siempre emanan es el recordatorio existencial de que “la vida es demasiado corta para perder tiempo en la mierda que no importa”. Durante estos dos últimos años, has estado bajo la persistente presión de Saturno para asegurarte de no desperdiciar tu valioso tiempo, sino sacarle el mayor provecho, Sagitario. Has estado arrastrando los pies, temeroso de moverte del sitio, mostrando un frente responsable que resulta muy extraño en ti. Saturno todavía tiene este año que empieza para azotarte con aún más seriedad y formalidad. Prosigue la exactitud en tu vida, y eso te vuelve demasiado serio para todo el encanto que podrías derrochar. Aunque, por supuesto, no se debe esperar que cada faceta de la existencia ponga una sonrisa en nuestras caras, queremos sentir que, en la medida de nuestras posibilidades, hemos orientado nuestras condiciones vitales para proporcionarnos placenteras experiencias en la medida de lo posible. ¿O no? Pero ánimo, que en 2017 empieza a abrirse una minúscula rendija que te promete una oportunidad constructiva para escapar un poco de todo el trabajo de automejora (tipo-persona-seria) que has logrado últimamente. El nuevo año viene con una sacudida adicional de inspiración creativa, placer participativo y/o orgullo personal . Por favor, mantente centrado en la medida que puedas, como el año pasado, porque te enfrentas a un momento de transición que podría incluir una decepción familiar, una bronca del quince en el sector doméstico, y/o un bulto emocional interior o dos. Líos, líos, líos. Vuelve el viejo Sagitario, pero más modosito (por lo menos al principio, porque en cuanto regrese al vicio, puede desatarse…). Más adelante en el año, tu irritación ante lo mucho que se te vuelve a complicar la vida se manifestará en acciones enojadas o directamente vengativas, o en tratar de soltar toda tu porquería hacia todos y hacia todo, porque estás sinceramente molesto. Pero en realidad perderás comba porque tenderás a no ver el hermoso bosque que tienes a tu disposición, solo porque uno o  dos árboles singulares te saquen de quicio. Si quieres conservar una mínima cordura, tendrás que reconocer plenamente lo que está sucediendo aquí y ahora, pero también reconocer que su impacto es parcial y limitado en el tiempo. El potencial de futuro que seguirás construyendo en el 2017 puede ser mucho más grande que toda la porquería que corre por las alcantarillas. Elévate un poco, hombre.

CAPRICORNIO (del 22 de diciembre al 19 de enero): El año comienza con pequeños fallos, retrasos moderados o momentos de conversaciones inoportunos. Tu irritación se eleva gradualmente. Será relativamente tentador perder los estribos a lo bestia en cualquier momento por los dolores de cabeza relativamente pequeños y los inconvenientes menores que estás teniendo… e involuntariamente desencadenar cierta ira reprimida (de la que tal vez ni siquiera eras consciente que guardabas). El problema es que te desatarás sobre quien no te ha hecho nada  y/o en un contexto inadecuado. Esa es la vieja ironía de los efectos menores acumulados: a menudo creamos las peores experiencias de nuestra vida reaccionando apresuradamente a algunas situaciones cotidianas que se han embrollado sin saber cómo y que son pasajeras.  No les damos un minuto para resolverse. Con nuestro rápido error de cálculo saltamos como tigre de Bengala y sembramos la destrucción a nuestro alrededor. Tú serás el tigre de Bengala del zodiaco para 2017 y saltarás a la mínima que se te ponga por delante. Demostrarás una y otra vez malas reacciones en tu esfuerzo por ‘arreglar’ el ‘problema’. En tu caso particular, la manera más fácil de evitar tales dificultades auto-creadas es impedir en lo posible que otras personas tengan contacto directo con tus hábitos molestos, opiniones ignorantes y preocupaciones frívolas. Y eso se consigue alejándose de ellas cuando te encuentres en ebullición. Porque de todas maneras no te servirá de nada el involucrarte en llamadas o críticas que sólo abrirán más discusiones (y, junto con ellas, más riesgo de conflicto), en lugar de lograr cualquier cosa inmediatamente productiva. Lo mejor es concentrarte en una combinación de interés personal práctico y de autoconservación psíquica: si una acción o un enfoque es susceptible de complicar una interacción, modifica tu propia posición y haz lo posible para ‘pasar a la cosa siguiente’, alejándote de puntillas del conflicto. Aunque la verdad, hay mayor probabilidad de que sigas tus inclinaciones, y te lances de cabeza al lío. Pero recuerda que ganarás puntos de bonificación si, en un momento en que la ignorancia o ineptitud de otra persona te está volviendo loco, apartas la atención de ellos … y recuerdas cuán agradecido estás de ser tú, con todas tus capacidades y talentos. Sin modestia aparte ni leches, que tú bien lo vales.

ACUARIO (del 20 de enero al 18 de febrero): Vas a pasar los primeros meses de 2017 todavía amorosamente inundados por el resplandor de las bendiciones de Venus, Acuario … un efecto que esperamos te permita transmitir tu propia marca iconoclasta de optimismo visionario en el Mundo (porque lo cierto es que todos podríamos beneficiarnos de un poco de ese enfoque en este presente algo mediocre que vivimos). Hay, sin embargo, muy poca o absolutamente ninguna utilidad en discutir los méritos de tu visión del mundo con cualquier persona que intenta desacreditarte acusándote de ser poco práctico, de exceso de imaginación, o de llevarlo todo por un camino de tangentes conversacionales irrelevantes. Si alguien piensa que estás mirando inútilmente a través de unas gafas de color de rosa y además ese alguien desprende un tufo de negatividad imposible, déjalos. Responde a tales desafíos con un encogimiento de hombros, y pasando del sujeto… pero ojo, con disimulo y no en un tono condescendiente que podría encrespar aún más las relaciones. No hace falta ceder ni un ápice en nuestra optimista visión del mundo, pero tampoco luchar a muerte por esa particular visión. No le debes a nadie el acceso abierto a tu sistema de creencias, en particular porque su maligna intención está dirigida a destruirlo y dejarte hecho polvo. Sostener tu propia perspectiva optimista, lo suficientemente robusta para que pueda inspirar efectivamente grandes hazañas en tu futuro, implica necesariamente el restringir el impacto de personas desaprobadoras o hostiles, que te podrían restar confianza en ti mismo. En otras palabras, es necesario que atiendas a cuáles son las personas con más probabilidad de atraerte a discusiones que acaban haciéndote sentir inseguro, cínico y/o incomprendido, y simplemente restringir tu interacción con ellas. Eso te permitirá atravesar el año de forma bastante armónica y apacible, con entusiasmo creativo sobre lo que 2017 podría traerte, e impulsado por el apoyo de aquellos que aprecian tu forma única de ver las posibilidades. 2017 te brindará oportunidades inmediatas para ver lo que realmente puedes hacer, con vistas a hacer tus magníficas visiones realidad.

PISCIS (del 19 de febrero al 20 de marzo): El activador Marte llega a tu signo y empieza a hacer rodar las cosas a lo grande desde antes de que empiece el año 2017. De forma que puedes usarlo sin rebozo. Ponte en marcha. O Marte te pondrá en marcha a patadas. Tú eliges. Todos tus recientes horóscopos te habían instado a esperar, y demorar cualquier esfuerzo para forzar que las cosas sucedan; ahora, finalmente, con el  nuevo año  ha llegado el momento de tomar medidas. Tener a Marte de tu lado te otorgará una mayor iniciativa física y motivación, lo que te permitirá ser más asertivo y autodidacta en impulsar la agenda de tu elección. También te brinda el valor de luchar por lo que quieres, si enfrentas un obstáculo o un oponente formidable … una faceta contendiente que Marte agregará a tu personalidad incluso cuando no estés tratando de “luchar” contra nadie o nada. Te vendrá bien, porque a veces te muestras algo abúlico. Es importante recordar si notas que involuntariamente tratas a alguien mal o lo menosprecias de forma sibilina, tarde o temprano pagarás las consecuencias. Los comportamientos algo retorcidos, y medio inconscientes (porque tú básicamente eres buena persona) podrían verse exacerbados por Mercurio y sus retrogrados, con su potencial para fomentar erróneos funcionamientos sociales, nacidos de la información que se transmite entre demasiados jugadores diferentes, el intercambio inadecuado de material sensible, el uso accidental de un lenguaje mal adaptado, y el juicio equivocado acerca de quién es tu audiencia. En caso de que surjan situaciones de este tipo, debes actuar rápido para reducir el impacto, aceptando la responsabilidad que te toque, demostrando activamente y con humildad que sientes haber metido la pata, y aceptando con respeto a cualquier instrucción correctiva adecuada que se te ofrezca… pero no vayas tan lejos como para arrastrarte míseramente en busca del perdón,  si no te lo dan libremente después de que has mostrado seriedad en la rendición de cuentas. La resolución de corregir fallos viene de tu propia conciencia. No te desanimes, Piscis, porque tan pronto como 2017 comience, te dará la bienvenida Venus en su casa zodiacal, una influencia encantadora con la que irás de la mano en el nuevo año. Plantéate presentarte en el 2017 con una mirada fresca, una actitud ganadora y una seductora disposición, con el objetivo de encantar a otros para darte lo que deseas. Estás que te sales, no lo olvides.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s